¿Cómo elegir un departamento?

Tipos de departamentos

Vivir en un departamento te ofrece muchas ventajas. Los espacios reducidos facilitan la limpieza y el mantenimiento del interior, mientras que estas tareas en la parte exterior y las áreas comunes corren a cargo de todos los residentes del edificio.

Hay un mayor sentido de comunidad entre los condominios en general hay una sensación de seguridad al saber que hay otras personas cerca de ti. Hay una gran variedad de departamentos entre los cuales escoger, y sin importar que seas soltero, recién casado, con una familia pequeña o una pareja de jubilados, hay un departamento ideal para ti.

 

  1. Loft

Sala de un Loft

Este concepto de departamento surgió en los años ochenta en la ciudad de Nueva York, concretamente en Manhattan. Con la demanda de mayores espacios de vivienda por parte de los entonces emergentes yuppies muchas bodegas y fábricas abandonadas fueron adecuadas para ser utilizadas como residencias, que se caracterizaron por la ausencia de divisiones entre las diferentes estancias.

Actualmente este modelo es el preferido por los jóvenes solteros y las parejas de recién casados, debido a la practicidad de su distribución y a su tamaño reducido. Muchos lofts se encuentran en las edificaciones más modernas de las grandes ciudades, especialmente en zonas céntricas, teniendo acceso a varias facilidades en su interior, como salón de eventos, cuarto de lavado y gimnasio.

  1. Departamento convencional

Mientras que los lofts se caracterizan por sus dimensiones reducidas (entre 45 y 80 metros cuadrados en promedio), los departamentos convencionales suelen ser más grandes (entre 50 y 120 metros cuadrados) y hay una separación clara entre las estancias que lo conforman. Algunos de ellos suelen ser tan grandes como una casa, si bien no son la norma.

Generalmente cuentan con dos recámaras, si bien este número puede aumentar, y frecuentemente la habitación principal tiene un baño propio y un clóset más grande. Sin embargo no cuentan con tantas facilidades, especialmente si estos tienen más de diez años de antigüedad. Son ideales para familias con uno o dos hijos, dependiendo del número de recámaras.

  1. Desarrollos inmobiliarios

Desarrollos Inmobiliarios

Este tipo de construcciones han comenzado a proliferar en las grandes ciudades. En su interior pueden albergar departamentos de diferentes tamaños y características, ya sean lofts o departamentos tradicionales. Sin embargo, a diferencia de las construcciones con más de diez años de antigüedad, en su interior cuentan con una gran cantidad de servicios y un excelente ejemplo son los departamentos en venta zona esmeralda.

Dentro de estas facilidades se pueden encontrar cajones de estacionamiento para visitantes, salón de eventos, una sala de negocios, cuarto de lavadoras, gimnasio, alberca, ludoteca, área recreativa para niños, entre otros. Muchos de ellos se encuentran conectados a zonas comerciales y corporativas. Escoger dependerá de tu presupuesto y necesidades a corto, mediano y largo plazo.

Tip: siempre es más barato comprar este tipo de departamentos cuando se encuentran en fase de construcción.

  1. Penthouse

Este tipo de residencias se encuentra a mitad de camino entre el departamento y la casa. Cierto es que sus dimensiones y distribución corresponden a una casa, sin embargo, por su accesibilidad y ubicación, comparte espacios en común y costos de limpieza, mantenimiento y vigilancia con los departamentos. Son ideales para familias con hijos.

Las características del penthouse dependerán de la superficie que ocupe sobre el techo del edificio donde se encuentra, el número de plantas que lo conforman y su independencia con respecto al resto del edificio. Algunos tienen un acceso privado y varios cuentan con un jardín, alberca y por supuesto, una vista privilegiada de la ciudad.