Faros antiniebla

Desde que compre mi Nissan Tsuru, no había tenido problemas con sus faros ya que el camino que generalmente recorría no tenía mayor problema y de hecho, rara era la vez que llegaba a manejar de noche.

Así que en cuanto al tema de los faros todo iba bien hasta que me cambié de trabajo.

Ahora mi nueva ruta es hacia un lugar que suele ser de niebla. Ya sea muy temprano o por la noche o cuando las temperaturas bajan, la neblina comienza a descender por lo que es necesario el uso de faros antineblina.

Por ello, ahora estoy buscando el faro Nissan Tsuru antineblina que mejor le quede y para ello realizo mi búsqueda con los proveedores con la idea de encontrar los que mejor se ajusten a mi auto.

Todo este tema surgió porque ante la presencia de la neblina, lo que se busca es ver lo mejor posible y mantenerse seguro ¿cierto?

Los faros antiniebla están diseñados para ser utilizados a baja velocidad y para agregar una iluminación dirigida a la superficie y los bordes de las carreteras.

Las luces antiniebla son muy importantes durante la mala visibilidad resultante de precipitaciones como lluvia, niebla, polvo e incluso nieve.

Muchas veces, la gente confundía los propósitos de las luces antiniebla delanteras y las lámparas de conducción.

Esto se debe a los conceptos erróneos de que las luces de niebla se supone que son de luz amarilla selectiva y que cualquier otra lámpara auxiliar o la luz que es blanco debe ser una luz de conducción.

Los dos se utilizan indistintamente y los conductores ni siquiera saben cuál es el propósito de cada uno.

De hecho, un estudio en los Estados Unidos mostró que más conductores usan luces antiniebla durante el tiempo seco y no solamente para el mal tiempo.

A veces se utilizan en lugar de los faros de cruce para reducir el resplandor que proviene de la niebla o la caída de la nieve.

Es importante resaltar que el uso de faros antiniebla y los faros de cruce depende de las bases legales en cada país.

Por ejemplo, en Australia la ley de seguridad vial de Nueva Gales del Sur prohíbe el uso de faros antiniebla cuando la visibilidad no se ve tan gravemente afectada.

Sólo permite el uso de cualquier luz de niebla cuando el conductor está conduciendo en la niebla o cualquier otra condición atmosférica que limite la visibilidad. La ley no permite el uso de faros antiniebla sin encender los faros de cruce.

Si no hay precipitación descendente pero el camino está húmedo o con hielo brillante, las lámparas de niebla deben ser usadas con buen juicio.

El propósito de la lámpara de niebla es mostrar al conductor los bordes de la carretera, las marcas del carril y el primer plano que aparecen abruptamente durante la conducción por carretera.

Cuando se utilizan faros con visibilidad extremadamente pobre, el conductor debe maniobrar con seguridad a baja velocidad en nieve o con lluvias torrenciales, más el tema de tener una mala visibilidad a muchos nos pone la piel de gallina, o al menos a mi me pasa.

En fin, la cuestión es mantener la seguridad bajo cualquier clima y bajar el estrés ante una mala visibilidad. Así que ajustaré los faros de mi auto y a continuar la jornada.